Conectate con nosotros

Comunicamos

La tasa de homicidios se redujo de 15 muertes a 1 en el 2015, en Joya de los Sachas

Publicada

en

En seis meses de gestión, el distrito de Policía Joya de los Sachas logró reducir la tasa de homicidios de 15 muertes en el 2014, a una, en lo que va del año.

Era un pueblo pequeño pero con muchas riquezas, valor cultural, calidad de ciudadanos, pero también delincuencia. Ese era el panorama de Joya de los Sachas hasta diciembre del 2014, año que cerró con una tasa de 15 homicidios, sin contar los robos a carros, personas, entre otros.

No obstante, el Distrito de Policía de Joya de los Sachas decidió ejecutar acciones y estrategias que permitieran reducir los altos índices. ¿Cómo? El primer paso fue implementar el ejemplo de cambio de Solanda, barrio del sur de Quito que tenía altos índices delincuenciales. Para ello, Carlos Albán, ex comandante del Distrito Solanda, fue designado como comandante del Distrito Joya de los Sachas.

Las estrategias e ideas de Albán fueron el eje principal para el cambio radical en Solanda y ahora en Joya de los Sachas. Todos los martes, en horas de las mañana, Albán se reúne con su equipo de trabajo: jefes de unidades de Policía Comunitaria, Comisario, Comandante del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM) de los Sachas. Esto, con la finalidad de analizar el Comando de Mando Integral (CMI) semanal y ver la tendencia de los delitos en el cantón.

De esa forma, se ejecutan acciones inmediatas para reducir los delitos. Por ejemplo, las dos primeras semanas del mes de junio, se registró solo dos delitos de robo a personas. En el mismo mes, en el 2014, el CMI registró un total de 114 delitos, versus 70 en junio de este año.

La reducción del delito no lo es todo. Un cambio de actitud también.

Mensualmente, el Distrito de Policía realiza asambleas comunitarias en varios sectores del cantón. De esta forma, se escucha las necesidades de la comunidad no solo en materia de seguridad, sino también en servicios varios. Estos pedidos, receptados por el comandante Carlos Albán y representantes del Municipio, en un tiempo de 48 horas hasta una semana.

Mingas comunitarias

La recuperación de espacios públicos es un factor esencial para una convivencia social y pacífica. Por ello, los gendarmes de Joya de los Sachas lideran mingas comunitarias, con la finalidad de mejorar parques, iglesias y sitios para la recreación de los ciudadanos.

En el sector de San Antonio, todo el comando participó de una minga, junto a Paquito Policía y la comunidad. Con autogestión compraron pintura y lijas, para arreglar la glorieta del parque, pintar un mural con el volcán Tungurahua y quitar la maleza del parque. Este tipo de acciones, indicó Albán, generan ese nexo entre Policía y comunidad, forjando un trabajo en conjunto.

Hermógenes Ochoa, ciudadano, señaló que sí se evidencia un cambio en el tema de seguridad en el cantón. Ochoa recalcó que ahora la Policía ejecuta operativos y trabajos en conjunto con la ciudadanía, no solo dentro sino también fuera del cantón.

Trabajo interinstitucional

Rodrigo Román, alcalde de la Joya de los Sachas, recuerda que la cabecera cantonal tenía serios problemas de delincuencia que ya afectaban a las comunidades, por ello, desde el inicio de la gestión de Albán, ambas instituciones entablaron el diálogo y el trabajo en conjunto por el bien de la ciudadanía.

Román indicó que juntos construyeron el Consejo de Seguridad Ciudadana, entidad que poco a poco pone en práctica acciones para frenar la delincuencia. Román resaltó que permanentemente se ve patrullajes policiales, la detención de ciudadanos por tenencia de droga y portación de armas. Todo esto, enfatizó Román, ha logrado ahuyentar a la delincuencia.

Proyecto ‘Vendedor Seguro’

Entre las estrategias y planes de integración están también los comerciantes informales. Por ello, hace dos meses se implementó el programa ‘Vendedor Seguro’, junto a la Alcaldía de Joya de los Sachas.

Flavio Maldonado, presidente de la Asociación de comerciantes 26 de enero, señaló que siete organizaciones con más de 100 vendedores están inscritas. El programa comprende el registro y carnetización de los comerciantes informales. También el uso de un chaleco como identificativo, para que la ciudadanía sepa que pueden confiar en ellos y comprar sus productos. Así se evita que personas extrañas se infiltren y quieran atracar en buses o en las calles del cantón.

Las labores policiales no terminan allí, en una semana de visita y trabajo.

Las actividades continúan en lo que resta del mes y del año. Cada uno de los 90 policías con los que cuenta el Distrito, tienen la tarea de organizar actividades por mes. También generar el registro mínimo de ocho botones de seguridad por cada uno. De esta forma, se fortalecen los sistemas de seguridad y la integración Policía-ciudadano. Redacción A. V. /Quito.

Click para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tendencia