Conectate con nosotros

Noticias Internas

Una vida profesional forjada en las operaciones motorizadas

Publicada

en

Nueva imagen (12)

 

Con          su           uniforme             negro,   que        distingue             a los integrantes del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM), encontramos al Suboficial Segundo Jorge Alfredo Calán Malla, de 47 años, mientras imparte sus clases, conocimientos prácticos y experiencias a sus compañeros del VI curso de Operaciones Tácticas Motorizadas y del VIII de Patrullaje Antidelincuencial, que se llevan a cabo en el GOM del Distrito de Policía Eugenio Espejo.

Calán comenta que la utilización de la motocicleta en el patrullaje debe ser efectiva. De ahí la importancia en la sincronización entre el conductor y su motocicleta. En su vida profesional se destacan varios cursos: en 1995 participó en el primer curso de Operaciones Tácticas Motorizadas, el cual fue impartido por un oficial de la Policía de Colombia, y en 2012 viajó a Mérida, España, para prepararse en la Escuela de Tráfico de la Guardia Civil en la especialidad de motorista, capacitación que duro tres meses y en la que participaron 15 servidores del orden.

El clase más antiguo del GOM tiene 28 años de servicio a la comunidad: ingresó a la Institución el 1 de septiembre de 1987. Su curso de formación lo hizo en la escuela José Emilio Castillo Solís, cuando funcionaba en Pusuquí (Quito). Una vez que se graduó fue designado para que laborara en la Compañía de Mantenimiento como conductor y en la mecánica del

Regimiento Quito No. 1; luego de 4 años pasó a formar parte al Escuadrón Motorizado Antidelincuencial PAI. También laboró en otros servicios en las ciudades de Tulcán, Esmeraldas y Azogues. En 1999 fue llamado para conformar el grupo acrobático Pájaros Azules, que se ha constituido en el grupo símbolo de las destrezas policiales en motocicleta.

Su pasión por el trabajo y la responsabilidad adquirida son las características más sobresalientes en su profesión. El conocimiento en el manejo de la motocicleta como parte de las acciones de seguridad y sus 23 años como motociclista, en los diferentes servicios asignados, han permitido que se destaque como instructor e integrante del grupo acrobático Pájaros Azules.

Calán está casado con Leidy Rocío Lozada Castillo, con quien procreó cuatro  hijos:  Érick  Alexánder, de 24 años; Bryan Santiago (22), Kevin Ariel (20) y Emily Odeth (8). Dos de sus hijos siguieron los pasos de su padre: el mayor cursa el segundo año en la Escuela Superior de Policía y el tercero tiene cinco meses como aspirante en la Escuela de Formación de Policías Eugenio Espejo.

El suboficial señala que su experiencia en la enseñanza ha sido muy positiva, en especial cuando viajó al exterior, en donde pudo intercambiar conocimientos y experiencias en otro continente. Pertenece al Escuadrón de Carreteras de Guayllabamba y en este momento se desempeña como capacitador de los cursos de Operaciones Tácticas Motorizadas (OTM), planificados por la Dirección de Educación, que tienen una duración de dos meses y medio.  (MRZ)

 

Click para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia