Conectate con nosotros

Noticias Internas

La importancia de las vacunas

Publicada

en

Nueva imagen (15)

Las   vacunas   son   medicamentos   biológicos que, aplicados a personas sanas, provocan la generación de defensas (anticuerpos) que actúan protegiéndolas ante futuros contactos con los agentes infecciosos contra los que nos vacunamos,   evitando así la infección o la enfermedad.

Constituyen una de las  medidas  sanitarias  de mayor beneficio: previenen enfermedades que antes causaban grandes epidemias, muertes y secuelas, benefician tanto a las personas vacunadas como a las personas no vacunadas y susceptibles que viven en su entorno.

Mediante las vacunas  se  ha  erradicado  la  viruela y, en este proceso, la poliomielitis en el mundo. El sarampión ha dejado de ser un problema frecuente en nuestro medio, no tenemos casos de difteria y otras enfermedades como la tos ferina, el tétanos,  la hepatitis B, las meningitis meningocócicas, están siendo controladas.

Aunque los niños son los que reciben la mayoría de las vacunas, los adultos también necesitan protegerse frente a gérmenes como los del tétanos, la difteria, el neumococo, la gripe, la rubéola que son causa  de enfermedades también en los adultos, en muchos casos más graves que en los niños.

Existen vacunas para evitar las siguientes enfermedades: hepatitis A; hepatitis B; difteria, tétanos, tos ferina, poliomielitis, sarampión, rubéola y parotiditis, meningitis meningocócica C, infección invasora por neumococo, infección invasora por Haemophilus influenzae tipo B; varicela, fiebre tifoidea; fiebre amarilla y gripe. Existen también otras vacunas, aunque su uso es más limitado. (YQ)

 

La importancia de las loncheras escolares

Nueva imagen (16)

Son importantes y necesarias para los niños en las etapas preescolar y escolar, porque permiten cubrir las necesidades nutricionales.

Estos alimentos aseguran un rendimiento óptimo en el centro educativo, constituyen del 10 al 15% de los requerimientos alimentarios del día y su contenido  que los/as niños/as sufren desgaste físico por las diferentes actividades dentro del plantel educativo. Una lonchera escolar nutritiva ayuda a los niños para que presten mayor atención en clase y no se duerman.

Recomendaciones para preparar la lonchera

  • Los alimentos deben ser de fácil digestión.
  • Evitar alimentos   que    puedan    fermentarse fácilmente.
  • La fruta debe ser entera y con cáscara y su cantidad deben estar acordes con la actividad física que desarrolle el niño. Entre los objetivos está el de aportar energía, ya
  • La cantidad de alimento debe ir acorde a la edad del niño/a.
  • Se debe incluir una servilleta de papel o tela limpia antes de colocar los alimentos en la
  • Se debe inculcar el cepillado de dientes para evitar la formación de
  • No olvide enviar una bebida para la hidratación del niño/a. (YQ)
Click para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia