Conectate con nosotros

El primer helicóptero versión policial de Latinoamérica opera en Ecuador

Publicada

en

El único helicóptero versión policial de Latinoamérica opera en Manabí.  De tres a cinco minutos, se demora para estar en el aire la aeronave equipada con la última tecnología.  Colabora en operativos conjuntos con las unidades en tierra.

El helicóptero PN – 144 tiene una capacidad de 3 horas 40 minutos de vuelo. Cuenta con un faro de búsqueda que alumbra en la obscuridad un área de similar extensión a un estadio de fútbol.  Posee un sistema de cámara Flir que alcanza un zoom de 1.500 metros y un sistema térmico que cuenta con un sensor de calor para detectar cuerpos u objetos que emanan temperatura.

La aeronave fue entregada y puesta en actividad en la provincia de Manabí desde el 3 de noviembre de 2013, en un acto realizado en la playa El Murciélago con la presencia del ministro del Interior, José Serrano. A partir de esa fecha opera hasta tres veces al día en cualquier cantón manabita donde se presente la necesidad e incluso en todo el territorio nacional cuando es requerido eventualmente.

Asaltos, persecuciones, búsquedas, coyoterismo, tráfico de personas, drogas, operaciones en altamar, control en playas, eventos deportivos, entre otras, son las principales situaciones en las que presta sus servicios el Aeropolicial en coordinación con unidades policiales en tierra.

El gobierno, el Ministerio del Interior y la Policía Nacional invirtieron en la nave un valor aproximado a 1 millón 300.000 dólares.  Tiene capacidad para cuatro personas. Sin embargo, para ganar mayor potencia y por un equipamiento especial, se acostumbra a volar con tres ocupantes.

El servicio Aeropolicial tiene 15 años en Ecuador. Cuatro oficiales pilotos, cinco aerotécnicos y dos administrativos laboran para esta unidad en la provincia. Los aeronautas han sido formados, uno en Ecuador, dos en Colombia y otro en México.

El mayor Richard Almeida, jefe de la Unidad Aeropolicial de Manabí, fue formado en Colombia y tiene 10 años con este equipo de trabajo.  El uniformado manifestó que la visión es adquirir nuevas unidades para reforzar el control desde las alturas.

Almeida, quien recientemente asistió a una capacitación en Estados Unidos en el mes de julio, citó que el pasado miércoles 1 de enero en el sector El Florón de Portoviejo, se realizó un operativo con el trabajo conjunto del Aeropolicial y las unidades terrestres. Al final se pudo capturar al presunto responsable. “Esta aeronave es una gran ventaja para la Policía Nacional.  De acuerdo a las estadísticas, el trabajo de un helicóptero en media hora, equivale al de 15 patrulleros en una hora.

El sub teniente Gabriel Torres, piloto del Aeropolicial, mencionó que  con la aeronave y la cámara Flir es mucho más fácil operar a una distancia segura de 1.5 a 1.8 kilómetros. “Se puede identificar mejor  los blancos y los individuos sospechosos para coordinar acciones con las unidades en tierra y desplegar el dispositivo de seguridad”, finalizó. /Redacción Manabí – Ministerio del Interior./Richard Ramírez DNCE.

Click para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *