Conectate con nosotros

Azuay

Dinapen Azuay vela por la seguridad de menores de edad

Publicada

en

La preocupación por la presencia de menores de edad en fiestas clandestinas pasó a los medios de comunicación, A través de diferentes programas informan a la ciudadanía sobre el peligro que representan las mismas y el trabajo de la Policía Nacional, mediante la Dinapen, para controlarlas.

El capitán Carlos Fuel, jefe de la Dinapen Azuay, fue el invitado de la semana en el programa «En la Comunidad» de Unsión Televisión, para hablar sobre el consumo de licor en los jóvenes y las estrategias que usan para ingerirlos utilizando diferentes formas, en este tipo de fiestas.

Fuel indicó que el objetivo de la Dinapen es garantizar los derechos de niños y adolescentes y dentro de ellos está el cuidar su integridad física. «Velar por su salud y seguridad es nuestro compromiso, por eso junto con la Intendencia de Policía efectuamos operativos para rescatar a los menores de edad que asisten a fiestas donde venden licor».

Inquietudes

La presencia del oficial generó que los televidentes interactúen por medio de llamadas telefónicas, en las que la pregunta más frecuente fue si todo tipo de fiesta debe contar con los permisos para su realización.

El oficial l indicó que las fiestas en casa no necesitan permisos, porque existe control de los padres, pero las fiestas en locales o en viviendas que tengan un fin de lucro, es decir que se cobre una entrada o se venda los productos que se expendan al interior, deben tener el permiso  emitido por la Intendencia.

«Cualquier evento en el que cobren la entrada y vendan licor, debe tener permiso y no permitir el ingreso a menores de edad, peor aún venderles licor o cigarrillos. No todos los jóvenes van a beber y por eso los rescatamos de dichas fiestas para que no terminen en violencia», acotó Fuel.

Organizadores
El capitán indicó que los organizadores de estas fiestas mantienen un perfil bajo y, cuando se efectúa la inspección desaparecen, por lo que es complicado detenerlos, a esto se suma que existe complicidad por los asistentes quienes no colaboran con información para su identificación.

“Como Policía constantemente visitamos redes sociales, discotecas, bares y otros espacios en los que se promocionan estas fiestas, todo esto con el propósito de que las mismas se desarrollen bajo los parámetros permitidos y con las seguridades del caso. No estamos en contra de que los jóvenes se diviertan, pero deben hacerlo con mesura y responsabilidad”, agregó. Redacción Azuay/DNCE.

Click para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *