Conectate con nosotros

Sin categoría

Unidad de Lucha Contra el Crimen Organizado (ULCO)

Publicada

en

UNIDAD DE LUCHA CONTRA EL CRIMEN ORGANIZADO

“Mayor EDUARDO ZEA LÓPEZ”

La Policía Nacional del Ecuador cumpliendo con su misión de mantener el orden y la seguridad ciudadana, y para combatir a nuevos entes criminales que siguen tomando campo dentro de nuestro país, toma una decisión fundamental con la creación de la Unidad de Lucha Contra el Crimen Organizada de la Policía Nacional,  con  la  misión  de  realizar  operaciones  de  inteligencia  policial  para prevenir actos delictivos en contra del Crimen Organizado nacional e internacional, el cual merece un tratamiento especial para su neutralización y desarticulación.

La Unidad de Lucha Contra el Crimen Organizado es una organización sólida, tendiente a alcanzar altos niveles de efectividad, con hombres creativos y de entrega profesional, los mismos que con su actitud emprendedora y de respeto a la dignidad humana, se enmarcan a los derechos estipulados en la Constitución Política del Ecuador y Convenios Internacionales como fundamente de su profesionalismo en el cumplimiento de la misión encomendada.

El Estado a través de sus organismos tiene la obligación jurídica de proporcionar seguridad, por lo que  la  Policía  Nacional  como  uno  de  esos  organismos  tiene  una  misión fundamental que consiste en “atender la seguridad ciudadana y el orden público”.

Para cumplir su misión, “Los miembros de la Policía Nacional tendrán una formación basada en los derechos humanos, investigación especializada, prevención, control y prevención del delito y utilización de los medios de disuasión y conciliación como alternativas al uso de la fuerza.

La seguridad, en el Plan Nacional de Desarrollo, responde a un principio básico de soberanía, con contenidos como: I) defensa del talento humano y su identidad nacional, enriquecida por la pluriculturalidad; II) funcionalizar la institucionalidad para  superar  la  pobreza,  promover  los  derechos  humanos,  y,  alcanzar  un desarrollo social y económico sostenible; y, III) superar el concepto de seguridad pública para alcanzar la seguridad ciudadana.

En  este  marco,  el  Gobierno  Nacional  con  la  finalidad  de  transparentar  los convenios  y  acuerdos  de  cooperación  internacional  entre  los  gobiernos  del Ecuador y EE.UU., en lo referente a la lucha contra el narcotráfico y otros delitos transnacionales, dispuso la reestructuración de la Unidad de Investigaciones Especiales  (UIES),  para  elevar  y mejorar  efectividad  de  esta  Unidad,  bajo  el principio de la no intervención de otros Estados en aspectos soberanos inherente al Estado ecuatoriano, como es la lucha contra el crimen organizado, la criminalidad y la violencia de carácter internacional.

En la Ley Orgánica de la Policía Nacional se establece que se puede crear los servicios necesarios para cumplir la misión, y  como producto de la restructuración de la Unidad de Investigaciones Especiales de la Policía Nacional, se crea la Unidad de la Lucha Contra el Crimen Organizado “Mayor Eduardo Zea López”,  mediante Resolución No. 2009-252-CsG-PN del 26 de marzo del 2009.

Posteriormente, mediante Acuerdo Ministerial No. 2827, suscrito por el señor José Serrano Salgado Ministro del Interior, el 8 de agosto del 2012, se dispone que  la Unidad de Lucha Contra el Crimen Organizado se integra con su estructura organizacional a la Dirección Nacional Antinarcóticos.

Desde su creación, la ULCO tiene como misión:

“La Unidad de Lucha Contra el Crimen Organizado “Mayor Eduardo Zea López” tendrá como misión, la planificación, búsqueda, procesamiento y utilización de la información para producir inteligencia policial a fin de identificar, investigar, neutralizar y desarticular organizaciones del crimen organizado nacional y transnacional, en coordinación con los demás servicios policiales.

Además cumple tareas de capacitación y adiestramiento en los diferentes centros de capacitación y formación de la Policía Nacional.”

La Misión de la ULCO, tiene relación con el Objetivo 6 del Plan Nacional del Buen Vivir 2013-2017: “Consolidar la transformación de la justicia y fortalecer la seguridad integral, en estricto respeto a los derechos humanos”, en el diagnóstico indica:

“Ecuador demuestra niveles altos de incautación en un contexto regional en el que los cultivos de drogas han disminuido (Gráfico 6.6.5.). Esto demuestra la efectividad en la guerra contra las drogas por parte de las instituciones de control del país, que lo ubican en el segundo lugar de los países con mayor nivel de incautación en el mundo (ONUDD, 2011a).”, también hace referencia a otros tipos de delitos como son la trata de personal, la explotación sexual, el tráfico de armas como fenómenos que afectan a la seguridad ciudadana.

Las políticas y lineamientos estratégicos, en el numeral  6.5 Prevenir y controlar la delincuencia común y organizada, indica:

  • Fortalecer la formación y profesionalización del talento humano y modernizar la infraestructura, el equipamiento y la tecnología, para mejorar el servicio y la capacidad de respuesta.
  • Coordinar estrategias interinstitucionales que permitan reducir la vulnerabilidad social, la violencia y la delincuencia en el territorio.
  • Promover y consolidar la integración y la cooperación internacional para la lucha contra el delito transnacional.

Las políticas y lineamientos definidos en este objetivo, guardan relación con la misión de la ULCO.

PATRONO DE LA ULCO

 CÉSAR EDUARDO ZEA LÓPEZ ilustre miembro y patrono de esta Unidad, nació en la parroquia de Guachapala, cantón Paute, jurisdicción de la provincia del Azuay, el 26 de Julio de 1951, sus padres fueron: don César Guillermo Zea Jaramillo y doña María Angélica López López, casado con doña Gladys Cecilia Cruz Montenegro.

Los estudios primarios los hace en la escuela “Eloy Alfaro” de Macas, los secundarios en el Normal “Don Bosco”, el 15 de Julio de 1973 se incorpora como bachiller normalista de la República.

Tuvo una infancia y vida estudiantil como todo niño y joven de la época, pero con ansia de superarse cada día más, detalle que lo distinguía del resto. Las ciudades orientales de Macas, Puyo  y Ambato, fueron escenario de su adolescencia y juventud.

A los 21 años de edad ingresó en calidad de Cadete a la Escuela Superior de Policía, el 30 de Septiembre de 1972. Escuela que lo acogió por tres años para graduarle de Subteniente de Policía el 2 de Abril de 1975.

Siendo ya oficial, con un cúmulo de conocimientos adquiridos durante toda su vida y en especial en su formación como un miembro del Cuadro de Oficiales, inicia una carrera llena de triunfos y éxitos para la Institución, fue uno de los oficiales pioneros que realizó cursos de investigaciones que daría como resultado muchos éxitos que hoy cosecha la Policía Nacional.

Recibió las siguientes  condecoraciones:

  • AL VALOR, Noviembre de 1986.
  • POLICÍA NACIONAL, Tercera Categoría, Marzo de 1988.
  • AL MÉRITO PROFESIONAL, en el grado de Oficial, Noviembre de 1988.
  • AL VALOR, (Post-Mortem), Junio de 1989.

Fue ejemplar profesor de Armas y Tiro y también de Investigación Criminal, Defensa Personal, Historia Policial, Leyes y Reglamentos Policiales, etc.; y su campo no se limitó a la Institución, sino que se extendió a la comunidad, dictando varios cursos sobre la materia de Tránsito en las escuelas de Capacitación Chóferes Profesionales.

La acumulación de conocimientos experiencia y práctica profesional lo llevaron a integrar las filas de la UIES, convirtiéndose en un baluarte de esta, sus acciones y tolerancia  al  peligro  lo  hicieron  acreedor  a  la  máxima  presea  institucional  y «Medalla al Valor».

En los primeros días de Junio de 1989 la UIES descubrió una banda internacional de delincuentes, en la tarde del jueves 15 de Junio se planificó la captura de sus miembros; César Zea estaría al mando de una de las unidades involucradas, en las primeras horas de la noche se produjo un enfrentamiento con los delincuentes en Pomasqui, resultando heridos un oficial y dos policías, los delincuentes fugaron hacia Quito, a las nueve de la noche los antisociales llegan a la casa Nro. 650 de la calle Naula y Machala, ingresando al inmueble que se encontraba vigilado por el Capitán César Zea junto con otros compañeros; los delincuentes salen del local y el personal que se encontraba en el operativo trató de detenerlos, procediendo los malhechores a disparar en ráfaga sus metralletas, cuyas balas asesinas hicieron blanco perfecto en el cuerpo del Capitán Eduardo Zea López, falleciendo instantáneamente por el impacto de catorce proyectiles, fue ascendido post- mortem al grado de Mayor de Policía de Línea según Orden General Nro. 158, de fecha viernes 18 de Agosto de 1989.

Catorce  balas  asesinas  cegaron  la  vida  de  este  policía  que  aún  vive  entre nosotros, pues mediante resolución del Ilustre Consejo de Generales, la Unidad de de Lucha Contra el Crimen Organizado de la Policía Nacional lleva y perenniza el nombre de Mayor de Policía CÉSAR EDUARDO ZEA LÓPEZ.

Su memoria se encuentra inmortalizada en un busto que fue develado delante del edificio Administrativo que lleva su nombre y que posteriormente fue trasladado a la Avenida de los Héroes en el interior de la Escuela.

Click para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tendencia